Estos días hemos visto con la irrupción del coronavirus COVID-19 como nuestras vidas se han trastocado, obligándonos a cambiar hábitos en lo personal y en lo social.

En un principio, este post en el blog iba a ser como uno más que se puede encontrar por internet, donde se trata la ciberseguridad y las políticas de prevención. Como los informáticos ya llevamos mucho tiempo intentando concienciar a los usuarios de los peligros de compartir archivos y de abrir documentos desconocidos, me voy a permitir hacer un enfoque diferente para enfatizar la importancia de actuar de la misma forma tanto en el lado humano como en el uso de los ordenadores, tabletas y móviles.

A continuación, veremos algunos símiles que nos ayudarán a relacionar diferentes tecnologías con las acciones que ahora hacemos para no infectarnos con el COVID-19:

  • COVID-19: El Confinamiento es un buen método para aislarnos, protegernos y que no entremos en contacto con el COVID-19.
    Virus informático: Una red empresarial con contraseñas complejas en la Wifi, así como una buena VPN y un sistema de copias de seguridad robusto en un dispositivo aislado, nos permitirá aislarnos en la medida de lo posible para que no se infecte la información, el bien más preciado para la empresa.
  • COVID-19: La mascarilla y los guantes nos protegen a nosotros y protegen a los demás. Debe taparse boca y nariz, así como los guantes no deben tocar nuestra cara.
    Virus informático: Como un buen cortafuegos, VPN o Firewall, actúan como barreas que no van a permitir que entren los virus en nuestro cuerpo.
  • COVID-19: Antes de tocar o usar lo que hemos traído de la calle, hay que lavar la comida, el calzado y la ropa con agua jabonosa, lejía o amoníaco.
    Virus informático: Los ordenadores disponen de los antivirus para protegernos de la entrada y salida de virus, ya sea por la red, emails, documentos, etc.
  • COVID-19: Certificados COVID. En comunidades como Cataluña, es obligatorio llevar un documento en el que informas del motivo por el que te desplazas.
    Virus informático: Un buen protocolo en la empresa ayuda a concienciar al usuario con formaciones y normas que, por ejemplo, no permitan usar memorias USB, acceder desde puestos desconocidos al servidor empresarial o instalar programas libremente.
  • COVID-19: Limitación del contacto físico con otras personas.
    Virus informático: Es importante no abrir documentos de origen desconocido, por mucho que nos llamen la atención. Difícilmente habremos ganado un sorteo o una herencia notificado en la cuenta del trabajo.
  • COVID-19: No debemos compartir cubiertos, ropa, maquinillas de afeitar, etc. con otras personas.
    Virus informático: El software no se comparte, cada uno usa su licencia que permite el uso legal y recibir actualizaciones. Debe evitarse la piratería, una de las fuentes más comunes de infección de ordenadores con troyanos.
  • COVID-19: Cerrar las ventanas, si no queremos que nos vean los vecinos.
    Virus informático: Las prisas por implementar el teletrabajo están haciendo estragos por usar software pensado para el mercado particular y que no siempre cumple los requisitos de seguridad empresarial. Entre los más populares, destacan las soluciones para conectar remotamente a los escritorios de trabajo, uso de correos personales, móviles personales o soluciones para hacer videollamadas y/o conferencias.
  • COVID-19: Si te infectas, no sigas en contacto con la gente, aíslate y llama al médico.
    Virus informático: Si tu ordenador se infecta con un virus, no debes añadirlo a la red o seguir trabajando en él. Haz que un especialista lo revise para que no se acabe infectando el resto de la empresa. A veces, la información dañada o encriptada no se puede llegar a recuperar.

Podríamos seguir añadiendo ejemplos, pero al igual que los mencionados se resumen en una sola idea: Usar el sentido común, ir protegido y evitar los comportamientos de riesgo.

¡Atención!

¿Te gusta lo que estás viendo?
Solicita una demo a comercial@beroni.com

Solicitar info